Madres Ejecutivas




Hoy en día, hay más mujeres que nunca en la fuerza laboral. Las mujeres representan la mitad de la clase laboral, 5 de cada 10 hogares tienen una mujer que además de ser mamá, es empleada a tiempo completo. Como mujer y madre que trabaja a tiempo completo, reconozco que se pueden generar sentimientos de culpa y estrés debido a la atención dividida entre el trabajo y la familia. ¿Cuál es la clave para evitar sentimientos negativos?

La clave es centrarse en un plan, organizarse y encontrar el equilibrio adecuado entre profesión y responsabilidades familiares.

Es un hecho que para las madres que trabajan no es fácil saltar de la cama, vestirse, tomar una taza de café y salir a trabajar a tiempo. La realidad se vuelve más difícil cuando se envuelve un proceso mañanero con niños pequeños: despertar, preparar desayuno, vestirse, empacar el almuerzo y llevarlos a la escuela.

Planificar con antelación siempre es una buena opción. Es importante analizar las actividades y compromisos de todos e identificar las que conllevan más tiempo y esfuerzos. Una vez que hayas elaborado un plan para simplificar tus días, sentirás un poco de alivio. Pero la realidad es que estas actividades que causan estrés varían de hogar en hogar.

Otro buen consejo, marque un día en el calendario para una noche de cita o una noche de chicas. Haga arreglos con tiempo para el cuido de los niños, para que puedas disfrutar tu tiempo sin preocupaciones. Si es posible, planifica un viaje corto de vacaciones con tu pareja o amigos mientras sus hijos se divierten con algún familiar de confianza o con su babysitter.

No dejes que la carga de la rutina diaria apague la chispa en tu relación o la parte divertida de tu vida.

0 views
  • Facebook
  • Instagram

Let's Open the Wine©

Lifestyle Blog